Esbozos sobre la Condición de la Clase Obrera en Turquía

  • 3/07/14 15:08

En el Marzo de 1885, Federico Engels escribió un artículo para el London Commonweal bajo el título "Inglaterra en 1845 y en 1885" como una secuela a su obra seminal La Condición de la Clase Obrera en Inglaterra. En este artículo, Engels dibujó la condición del movimiento de la clase en 40 años después escribir La Condición de la Clase Obrera en Inglaterra vívidamente como así:

 

"El Cartismo se extinguía. La reactivación de la prosperidad comercial, natural después de que la repulsión de 1847 se gastó, se dejó totalmente al crédito del Comercio Libre. Ambas de estas condiciones transformaron la clase obrera inglesa, políticamente, en la cola del "Partido Liberal grande", el partido dirigiéndose por los fabricantes. Esta ventaja, ya ganada, tenía que perpetuarse. Y los capitalistas fabricantes, de la oposición Cartista, no al Comercio Libre, pero a la transformación del Comercio Libre en una cuestión nacional vital, habían aprendido, y aprendían cada vez más, que la clase media nunca puede obtener el poder social y político completo sobre la nación salvo con la ayuda de la clase obrera. Por lo tanto llegó un cambio gradual en las relaciones de ambas clases. Los Factory Acts (Leyes de Fábrica), una vez la tormenta de todos los fabricantes, no solo se sometieron, pero también su expansión a todos los leyes que regulan casi todos los comercios era tolerada. Uniones de Comercio (Trades' Unions), hasta ahora consideradas como invenciones del Satán mismo, ya se acariciaron y patrocinaron como instituciones perfectamente legítimas, y como medios útiles de difundir doctrinas sólidas económicas entre los trabajadores. Hasta las huelgas, más que cuales nada era infames hasta 1848, ya gradualmente se descubrían muy útiles en ocasionalmente, especialmente cuando se provocasen por los mismos dueños, en su propio tiempo. De las leyes establecidas, poner el trabajador en un nivel más bajo a en desventaja en cuanto al dueño, al menos los más repugnantes se abrogaron."[1]

 

Bastante interesantemente, la esencia de esta declaración vívida sobre el movimiento de clase obrera 40 años después de la obra seminal de Engels, describe la condición de la clase obrera en Turquía bastante bien. Quiero decir, en esencia pro no en la forma, que voy a elaborar en algunas frases.

 

Como que la clase obrera no pudo avanzar el movimiento al tomar el poder político en 1847 -es otra cosa si era históricamente posible o no para el clase obrera tomar el poder político- se esclavizó por el sistema político burguesa y la ideología dominante del "Comercio Libre". Entonces Engels estaba hablando del muerto del Cartismo y el movimiento de la clase obrera convirtiéndose en la cola del Partido Liberal. En su descripción de la situación en 1885, Engels se refiere a la asimilación del movimiento sindicalista entre la ideología burguesa y la formación de una aristocracia de labor. En su prólogo de la edición inglesa de este libro, él elabora como los capitalistas recurren a los sindicatos en diferentes ocasiones como otro medio para posponer los impactos de los crises capitalistas de superproducción. Estos, por supuesto, son hechos todos sabemos muy bien de las experiencias ya de más que un siglo. Todavía, la descripción breve de Engels de la condición de la clase obrera en Inglaterra en 1885 ofrece los dinámicos de la lucha de clase en pocas palabras.

 

En esencia, como que la clase obrera no puede caminar hacia mayor unidad y militancia en la dirección de orientación de clase, es asimilada y derrotada por la clase opositora, y de ese modo, secciones extensivas de la clase obrera se convierten en apéndices del sistema político y ideología burguesas. El contrario de la unificación y mejor militancia se convierten en el lema del día, que es fragmentación, desorganización, asimilación y subyugación.

 

Estos son puntos esenciales de referencia que podemos dibujar paralelos con la descripción de Engels y la condición de la clase obrera en Turquía en las últimas tres décadas. Por supuesto, el dibujo vívido de Engels también se puede aplicar bien a las clases obreras de otros países en líneas generales. Por lo tanto, necesitamos discutir las peculiaridades de la condición de la clase obrera en Turquía para hacer nuestro argumento más comprensible y plausible.

 

Engels escribió un libro de casi 250 páginas, tratando diferentes secciones de la clase obrera en Inglaterra para describir sus condiciones. Por supuesto, en un artículo tan breve, no tenemos bastante espacio para discutir la condición de cada sección de la clase obrera en Turquía, ni para indicar todos los factores que tiene un poder explicativo en describir esta condición. Además, yo no tengo la genialidad de Engels, pero yo solamente recurro a la herencia de los grandes maestros. Todavía, creo que podemos señalar unos factores importantes, quizás los más importantes como nosotros los vemos, que tienen una ancha influencia sobre la clase obrera en Turquía. En general, solo trato de proporcionar un esbozo de los factores que dirigen a fragmentación, desorganización, asimilación y sujeción de la clase obrera en Turquía. Sin embargo, la cuestión más importante, o sea la estrategia y los tácticos de los comunistas para abordar con estas fuerzas queda sin respuesta en este artículo, porque eso se puede tratar solamente en otro.

 

 

 

La segregación sectoral de la clase obrera

Ahora, podemos continuar con los cambios en la composición de la clase obrera en Turquía en términos de los sectores económicos. Esto no es solamente importante porque tiene que ver con los cambios sectoriales en el empleo de los trabajadores, sino también en términos de los cambios en las formas de empleo.

 

Según el dato de TSİ, en 2010, 25 por ciento del empleo era en agricultura, 20 por ciento en industria, 6 por ciento en construcción y 49 por ciento en servicios. Mayoría de los trabajadores que están en trabajos industriales trabajan en industrias manufacturas, mientras que 15 por ciento son empleados en el sector comercial y 5 por ciento en restaurantes y el entretenimiento.

 

Las tendencias del cambio sectoral en desempleo en nuestro país señala al cambio dramático de la economía y la sociedad turcas. Dos décadas atrás, i.e. en 1990, 46.5 por ciento de los trabajadores se empleaban en agricultura, 15.8 por ciento en industria, 5.7 por ciento en construcción y 32 por ciento en servicios. En otras palabras, en un período de tiempo relativamente corto, el porcentaje de los que se emplean en agricultura se disminuyó casi un medio, mientras que la cifra de los que trabajan en servicios aumentó drásticamente. Aunque el sector de construcción creció mucho en años, su parte en el empleo casi no ha cambiado en los últimos veinte años.

 

Trabajo informal se convirtió una estrategía de reducción de costos para los capitalistas turcos. Según las cifras oficiales, hay 3 millones 535 miles de asalariados bajo trabajo informal en 2010, mientras que la cantidad total de de los asalariados es 13 millones 762 miles. En otras palabras, uno de los cuatro asalariados trabaja bajo contratos informales, sin ningún seguridad de trabajo.

 

Otra vez, según las estadísticas oficiales, hay 3 millones 37 mil 447 obreros que se employen en el sector público en Marzo 2011. Esta cifra corresponde al 13.31 por ciento del empleo total y 4.1 por ciento de la población total. En términos históricos, durante los períodos del gobierno de AKP, la parte del sector público en el empleo se redució de 15.2 por ciento en 2002 a 13.31 por ciento en 2011.

 

Figura 1: La parte de los trabajadores empleados en el sector público en el empleo total (%)

 

Fuente: Instituto Turco de Estadísticas

 

En general, trabajadores en el sector público se emplean bajo cinco estatutos diferentes: personel titular, personel contratado, personel temporario, trabajador permanente y trabajador temporario. Alrededor de 70 por ciento de los empleados públicos (aproximadamente 2 millones) son empleados bajo la categoría de titularidad. Sin embargo, con la llamado "Reforma de Empleados Públicos" que se ha estado en la agenda por bastante tiempo ya, el gobierno tiene la intención de mover la mayoría de estos personales titulares a la categoría de personel contratado. De hecho, la cifra de los empleados que trabajan con contrato se ha incrementado casi 100 por ciento desde Marzo 2007, a pesar del hecho de que su parte en el empleo total en el sector público es todavía baja (10.93 por ciento).

Desempleo como un factor deshumanizador

Antes de sacar conclusiones sobre los efectos de niveles altos y persistentes de desempleo para la clase obrera en Turquía, me gustaría hablar de unos datos de este tema. Pero, antes de todo, debo explicar brevemente porque empiezo un artículo sobre la situación de la clase obrera en Turquía con "el desempleo". La razón es simple y clara: no es solo que la amenaza de desempleo afecta grandísimos segmentos de la clase obrera, sino también es que los desempleados constituyen una de las secciones más grandes de la clase obrera en Turquía.

 

Según las estadísticas laborales presentadas por el Instituto Estadístico Turco (TSI), la tasa de desempleo en Turquía el Noviembre 2011 es 9.1 por ciento y la cifra de los desempleados es 2.5 millones de personas. Sin embargo, en cuanto a la definición más amplia y verdadera del desempleo[1], la cifra alcanza a 4.5 millones y la tasa a 16.2 por ciento aproximadamente. La tasa oficial de desempleo entre los jóvenes (los que tienen entre 15 y 24 años de edad) es unos 17 por ciento, mientras que la tasa real de desempleo entre los jóvenes es aproximadamente 30 por ciento y la cifra de jóvenes desempleados es 1.438 millones. En áreas urbanas y entre los jóvenes con mejores niveles de educación, estas tasas son todavía más altas.

 

La cifra de los que no buscan por un trabajo activamente pero que están listos para empezar uno ha aumentado gradualmente, hasta 1.2 millones. Aproximadamente 700 miles de estos son trabajadores desalentados, o sea los que perdieron sus esperanzas de tener un trabajo. Es perfectamente plausible asumir que la subsistencia de estas personas depende de beneficios de bienestar social y otros recursos como lazos rurales y fondos de solidaridad etc. Tabla 1 abajo resume las estadísticas de desempleo que hemos mencionado hasta aquí.

 

Tabla 1. Desempleo y las estadísticas de la fuerza laboral

 

(miles de personas)

Noviembre 2010

Noviembre 2011

Fuerza laboral

25,665

26,696

Empleado

22,854

24,267

Desempleado

2,811

2,429

Tasa de participación de fuerza laboral (%)

48.6

49.4

Tasa de empleo (%)

43.2

44.9

Tasa de desempleo (%)

11.0

9.1

Tasa de desempleo no agrícola (%)

13.7

11.4

Tasa de desempleo entre la juventud (%)

20.8

17.0

Personas que no están en la fuerza laboral

27,195

27,331

Desempleo según la definición amplia

5,126

4,508

Tasa de desempleo más amplio (real) (%)

19,0

16.2

 

Otra cosa importante que debemos subrayar es la magnitud grande de personas que no son clasificadas en la fuerza de trabajo[2] en Turquía. Las personas que no están buscando un trabajo pero que están listos para empezar a uno también están parte de esta categoría.12.2 millones de esta población, que supera 27 millones de personas en total, son amas de casa, 4.4 millones son personas en educación y entrenamiento, y el resto son los retirados, discapacitados, enfermos y ancianos. Estas secciones de la clase obrera, que se pueden considerar como población inactiva, ofrece todavía otra reserva potencial de fuerza laboral para los capitalistas aparte de los desempleados. El deseo de los últimos pasos que se realizarán en Turquía hacia imponer más flexibilidad en la régimen de trabajo en Turquía es crear una mano de obra grande en la que estas secciones de la clase obrera puede movilizar cuando se necesite. Po supuesto, con la políticas con el propósito de afiliar esta población al mercado laboral vía trabajo atípico, el gobierno busca incrementar la circulación de la fuerza de trabajo y también ejercer presión hacia abajo sobre el salario medio, derechos y condiciones de trabajo de los obreros.

 

La supuesta población inactiva, que incluye los subempleos[3], los trabajadores temporales y personas que no están buscando un trabajo pero están listos para empezar a uno también, es un apalancamiento importante para la clase capitalista. Similarmente, los que participan en la vida laboral después de ser una parte de la gran mano de obra de población inactiva serán proletarizados bajo la influencia ideológica de esta misma sexi´on de la población. Por lo tanto, podemos decir que después de que el asalto de imponer flexibilidad este completo, la nueva clase obrera será aún más extranjera a los ideas de organización y lucha por factores objetivos y subjetivos.

 

Un tema crucial que merece mencionarse es que la población inactiva que espera ser incluida en la mano fuerza de trabajo, los desempleados y los trabajadores con niveles de salario bajo subsistencia gradualmente han sido más dependientes a los beneficios de bienestar social y redes informales de solidaridad como comunidades y sectas religiosas durante los términos de los gobiernos del Partido de Justicia y Desarrollo (AKP). Con respecto a este, podemos argumentar que la deformación ideológica causada por los vínculos duraderos de la clase obrera urbanizada en Turquía con el campo finalmente se ha sustituido por la deformación causada por los beneficios de bienestar social y redes comunales de solidaridad y caridad, porque el primero se había eliminado con las supuestas "reformas" que se realizaron después de la crisis de 2001 en Turquía.

 

El dato más actual sobre los beneficios de bienestar social suministrados por el gobierno pertenece a los finales de 2009. Pero, la tendencia del dato proporciona información suficiente para resumir la situación. Según las estadísticas oficiales, el tamaño de ayuda de comida concedida por el gobierno a las administraciones locales para ser distribuida vía Las Fundaciones de Asistencia Social y Solidaridad era 35 millones de TL (aproximadamente 23 millones de USD) en 2003, 55 millones de TL (aproximadamente 34 millones de USD) en 2004, 90 millones de TL (aproximadamente 60 millones de USD) en 2005, 150 millones de TL (aproximadamente 100 millones de USD) en 2006, 140 millones de TL (aproximadamente aproximadamente 93 millones de USD) en 2007, 213.7 millones de TL (aproximadamente 142 millones de USD) en 2008 y 382.4 millones de TL (aproximadamente 255 millones de USD) en 2009. Observamos una tendencia similar y rápidamente creciente en la provisión de ayuda de carbón como en la provisión de la ayuda de comida durante los términos del gobierno de AKP. La cifra de hogares que reciben beneficios de la ayuda de carbón supera 2.2 millones en 2009. Porque esta figura ha incrementado aún más en 2010, podemos decir que hablamos un artículo de bienestar con respecto a aproximadamente aproximadamente 12 millones de personas o casi 7 millones de electores. Tabla 2 muestra la tendencia de la provisión de la ayuda de carbón desde 2003 hasta 2009.

 

Tabla 2. Cifra de familias que aprovechan de la ayuda de carbón, 2003-2009

 

Año

Cantitad de carbón distribuido (en toneladas)

Cifra de beneficiarios (hogar)

2003

649,82

1,096,488

2004

1,052,379

1,610,170

2005

1,329,676

1,831,234

2006

1,363,288

1,797,083

2007

1,494,163

1,894,555

2008

1,827,131

2,246,280

 

 

En cuanto a subsidios para el pago de casas, el gobierno suministró 919,900 TL (aproximadamente 612,000 USD) a 415 personas en 2006, 2,503,950 TL (aproximadamente 1,669,300 USD) a 642 personas en 2007, 40,461,955 TL (aproximadamente 26,974,637 USD) a 27,906 personas en 2008 y 74,430,494 TL (aproximadamente 49,620,329 USD) e 72,304 personas en 2009.

 

Como que este dato sugiere, el gobierno de AKP organiza una red ancha de bienestar social en la que una sección larga de la población se incluye. Al parecer, en la percepción de estas secciones grandes de la población, que también incluye los trabajadores pobres, los desempleados y la población inactiva, el carácter del gobierno como "proveedor de servicios" se ha sustituido con un gobierno como "proveedor de ayuda". Este es un factor importante porque se coloca bien en el cuadro grande de las percepciones cambiantes de explotación y desigualdades. En este marco, los derechos de la clase obrera no se percibe como algo logrado vía lucha, pero como algo concedido por el poderoso. Por tanto, el espacio público está totalmente abierta para las organizaciones religiosas y reaccionarias porque la cultura da "caridad" está íntimamente relacionada con la ideología religiosa.

 

A parte de los beneficios de bienestar social y redes de caridad, prestar se convirtió en un medio importante de subsistencia por una parte grande de la clase obrera y la población mencionada que la rodea. Las reformas bancarias y la coyuntura económica después de la crisis de 2001 facilitaron el acceso a créditos personales de consumo y las cartas de crédito se convirtieron en un medio principal de  pagamiento. Especialmente para los trabajadores que no reciben sus salarios regularmente, las cartas de crédito son esenciales. La clase obrera altamente endeudada se puede subyugar a la ideología burguesa mucho más facilmente y fuertemente, y los intereses se mueven a sostener la "estabilidad económica" y las demandas de la clase capitalista para estar capaz de pagar sus deudas. En otras palabras, a los trabajadores altamente endeudados, las demandas de sus enemigos de clase les parecen más relevantes que sus propios intereses.

 

Para tener una idea tosca sobre el nivel de endeudamiento, me referiría a algunas estadísticas. En 2002, el total de los créditos de consumo era aproximadamente 2 mil millones de dólares, mientras que esto era más que 80 mil millones de dólares en 2010, y más que 90 mil millones de dólares por el Junio 2011. Las deudas totales de los hogares era 129 mil millones de TL en 2008, 147 mil millones de TL en 2009 y 191 mil millones de TL en 2010. Durante el mismo período, la proporción de las deudas totales de los hogares a sus ingresos disponibles ha aumentado de 36 a 41 por ciento. Sin embargo, la proporción de los pagamientos de intereses al ingreso disponible ha disminuido de 6.2 por ciento a 4.4 por ciento por las tasas de interés que disminuyen. En otras palabras, los consumidores son mucho más endeudados, pero asignan una parte menor de sus ingresos a los pagamientos de intereses. Por tanto, es plausible argumentar que su sensibilidad a los cambios en las tasas de intereses ha aumentado. Casi la mitad de los créditos de consumo son préstamos para la vivienda, mientras que el 45 por ciento consiste de los créditos financieros personales y el 5 por ciento consiste de los créditos para los vehículos. La cifra de las personas con préstamos de cartas inactivas de crédito ha aumentado de aproximadamente 1.1 millones en 2008 a 1.6 millones en Marzo de 2011.

 

Todo desarrollo que interrumpe el flujo de los beneficios de bienestar social, caridad y préstamos significaría un catástrofe para los trabajadores que gradualmente se convierten cada vez más dependientes a estos factores. Por lo tanto, la estabilidad de la política burguesa y la vida abstinente se han convertido sus solas expectaciones del futuro. Estas circunstancias son más arraigadas por la distancia relativa de las generaciones jóvenes de trabajadores a la idea de organización y lucha.

 

La desesperación de las masas desempleadas y la búsqueda de un refugio seguro dirigida pos estas han jugado un papel significante para el sistema predominante para construir las bases de masa del reaccionismo.

 

Un tercer factor que tiene una parte importante en la fragmentación, desorganización, asimilación y subyugación de la clase obrera en Turquía es la expansión del trabajo informal en todos los sectores. Es imposible hablar de algún tipo de libertad para los trabajadores informales, menos aún la libertad de organizarse. Aparte del desempleo, una razón importante de las masas trabajadores en Turquía para estar trabajando en trabajos informales es el nivel alto de endeudamiento. En Turquía, el gobierno juega un papel decisivo en colectar los préstamos, mientras que los préstamos inactivos se fuerzan pagarse vía confiscación. El gobierno regula el régimen de los pagamientos de préstamos, por tanto los trabajadores que o tratan de escapar de la posibilidad de que sus salarios se agarre o mantenerse con dificultades dan consentimiento a trabajo informal sin ningún derecho.

 

Orígenes de la fragmentación de la clase obrera en la historia reciente

El régimen fascista establecida después del golpe en 12 Septiembre, 1980 allanó el camino para la burguesía turca para incrementar sus ataques sistemáticas sobre la clase obrera en una escala masiva, y la ventaja lograda por la clase capitalista se ha reproducido fuertemente en cada esfera de la vida contra la clase obrera. El régimen fascista no solo consistió de acuerdos legales o prácticas que se llevaron a cabo contra las organizaciones de la clase obrera. Además, era un asalto ideológico total contra la clase obrera.

 

Si uno de los pilares fundamentales del asalto ideológico de la burguesía era las políticas que refuerzan el imperialismo fuertemente en nuestro país y en la región, otro era la creciente distancia entre el movimiento comunista y la clase obrera. La distancia finalmente resultó en el aislamiento de la clase obrera.

 

Después del golpe de 12 de Septiembre, los partidos políticos, que deben representar la clase obrera y las organizaciones económicas de la clase obrera, los sindicatos, se han debilitado. Mientras que la cifra de los trabajadores organizados en los sindicatos disminuía rápidamente, los sindicatos asistieron los esfuerzos para aislar la clase obrera de la política socialista. Se debe acordar que en el movimiento sindicalista turco de hoy, quedan solamente pocos cuadros con orientación de clase, que generalmente se afiliaron con el movimiento antes del 1980 cuando los sindicatos no se describían como organizaciones "supra-políticas". Además, incluso esos cuadros se fuerzan a una posición en la cual no pueden tomar ningún iniciativa para protegerse a sí en los sindicatos que se empujaron a una línea comprometedora después del golpe de estado.

 

Vale decir que las resistencias y acciones de los trabajadores, que ocasionalmente determina la agenda del país después del 1980, se llevaron a cabo vía los sindicatos. La proletarización de la agenda del país por estas acciones duró por días limitados. Aunque las logras de la clase obrera después de estas concentraciones han sido limitadas, se deben considerar como experiencias importantes. Sin embargo, todas estas experiencias estaban condenadas a la falta de persistencia; ni la izquierda turca ni los sindicatos podían lograr terminar este sitio. Además, los trabajadores que luchaban no podían prevenir sindicatos sumisos de dejarlos en las astas del toro. En el último análisis, como que los sindicatos no dejarían a los levantamientos obreros politizar, y por tanto no los podían llevar a cabo, estas acciones no dejaron marcas profundas en la memoria colectiva del proletario como momentos de ir más allá de la fragmentación y de solidaridad.

 

Por ejemplo, el reciente levantamiento de los trabajadores de tabaco en TEKEL empezó con la decisión del sindicato (Tek Gıda-İş) de actuar. Mientras que los trabajadores siguieron la decisión hasta más allá del sindicato mismo y su concentración se afilió con el movimiento comunista, este se politizó, ganó aprobación del amplio público, y consiguió la capacidad de organizar la sociedad. Sin embargo, debemos mencionar que, cuando se considera en todos los aspectos, la intervención del Partido Comunista de Turquía para establecer vínculos entre el movimiento comunista y la resistencia de los trabajadores de TEKEL era insuficiente, y la representación de la resistencia no se materializó en la persona del TKP a pesar de la intervención fuerte.

 

El inconexión entre la clase obrera y el movimiento comunista es impedimento para la acta de dejar marcas profundas en la memoria colectiva de la clase obrera. Hay una conexión clara entre la ambición del sindicato de aislar los trabajadores del política comunista y el hecho de que todas las resistencias y acciones significativas de los trabajadores que se llevaron a cabo espontáneamente y con el esfuerzo de los sindicatos no se gestionaron para ganar nuevas fronteras en la lucha de clase, sino para mantener los logros existentes. Tal acciones no pueden organizar la sociedad ampliamente. Una línea de lucha de clase con reclamaciones más amplias, que servirán a la clase obrera para lograr nuevos derechos, solamente se puede organizar por el movimiento comunista que representa las afirmaciones políticas sobre el futuro del país.

 

Antes de continuar con otros aspectos de la condición de la clase obrera en Turquía, debo decir algunas palabras más sobre la situación del supuesto movimiento "progresista" de sindicalismo y la liquidación gradual de la línea con orientación de clase en esta sección.

 

Cuando la Confederación de Sindicatos Revolucionarios (DİSK)[4] se declaró inocente de todas las acusaciones contra ella en 1991, el nuevo liderazgo de DİSK adoptó la línea política dominante de legitimizar la derrota del socialismo predominante en los sindicatos. Esta aptitud ciertamente jugó un papel importante en la alienación de la clase obrera a la lucha económica y política. Tan pronto como que la confederación se restableció, el nuevo liderazgo socialdemócrata de DİSK condenó el sindicalismo con orientación de clase y adoptó la ideología del supuesto sindicalismo "contemporáneo". Como que interpretaron la desaparición del socialismo en la Unión Soviética y Europa del Este como el final de la lucha de clase, expresaron su disposición para llegar a aceptar la clase capitalista en cada plataforma; por tanto perdieron gran parte de sus miembros. Porque DİSK negó el hecho de que es una organización de lucha de clase, empezó a identificarse a sí como una organización no gubernamental necesaria para establecer compromiso y diálogo social. Sobre esta premisa, la nueva DİSK se podría acercar tímidamente a las organizaciones de la clase capitalista más facilmente.

 

Después del 1980, la distancia entre la izquierda socialista y la clase obrera ha incrementado aún más cuando una parte grande de la izquierda se liberalizó y renunciaron seguir objetivas revolucionarias. Le liberalización de la izquierda turca y la transformación de DİSK en una "organización no gubernamental" estaban asociados.

 

En línea con la supuesta concepción del sindicalismo contemporáneo, que renuncia el hecho de que sindicatos son organizaciones de clase, DİSK prefirió "políticas de identidad" en lugar de la política de clase. De este modo, no desafió con constancia las políticas de privatización, y artibuyó características positivas al supuesto "Nuevo Orden Mundial". Como se convirtió cada vez más alienada de la lucha de clase, empezó a apelar cada vez más a las organizaciones imperialistas como la Unión Europea y sus ramas en el movimiento sindicalista.

 

Alienación de las objetivas revolucionarias y liberalización le causó a DİSK perder la una parte importante de sus miembros. DİSK pierde miembros hoy todavía, y el número de los sindicatos afiliados  con DİSK que organizan luchas sinceras es desafortunadamente muy bajo. Hoy día, DİSK y la confederación sindical izquierdista de los trabajadores públicos, KESK, no llenan un espacio izquierdista en el movimiento sindical. Las voces libertarías de la coalición liberal-reaccionaria en nuestro país son lejos de dar esperanza a la clase obrera. Estas confederaciones se fuerzan para retirarse en tal nivel que, a pesar de los ataques grandiosos contra la clase obrera, prometen hacer nada más que demandar una nueva, democrática constitución.

 

 

*Zehra Güner es miembro del Comité Central del Partido Comunista de Turquía

[1] Engels, F., “The Condition of the Working Class in England”, en Collected Works, vol.4, Progress Publishers, Moscú, 1975, p.297.

[2] La definición amplia del desempleo también tiene que ver con los siguientes: los subempleados, los que no están activamente buscando un trabajo pero capaz de empezar a un trabajo y los trabajadores temporados. La tasa real de desempleo se calcula según la fórmula siguiente: (el desempleado + el subempleado+ los que no están activamente buscando un trabajo pero que están capaz de empezar un trabajo + trabajadores temporados) / (la fuerza laboral + los que no están activamente buscando un trabajo pero capaz de empezar a un trabajo + trabajadores temporados.

[3] Esta categoría incluye personas qeu están en la edad de trabajar, i.e. 15 años o más.

[4] La categoría de subempleo incluye “el subempleo relacionado al tiemp” y “subempleo inadecuado”. El primero se describe como personas empleadas en la semana de referencia que han trabajado menos que 40 horas en total, a pesar de su buena disposición para trabajar más. El segundo se describe como personas empleadas en la semana de referencia pero que también están buscando otro trabajo para cambiar el presente o para un trabajo adicional en las últimas 4 semanas y que están disponibles para trabajar si encuentran.

[5] Bastante interesamente, los documentos oficiales de DİSK en inglés se refieren a la organizcaión como la Confederación de Sindicatos “Progresistas”, a pesar del heco de que su nombre es “La Confederación de Sindicatos Revolucionarios” en turco, que se puede traducir literalmente a inglés como la Confederación de Sindicatos “Revolucionarios”.

 

La condición de los trabajadores kurdos

Desde los 1960, la migración de las ciudades kurdas hacia especialmente las ciudades grandes en las regiones Egeo, Marmara y Mediterráneo ha continuado. Antes de 1985, la mayor razón de la migración era económica, pero desde entonces las razones políticas como la "migración forzada" por la guerra se añadieron a esto. Por lo tanto, a pesar de que la migración de las ciudades kurdas al oeste es un fenómeno que ha continuado por las últimas cinco décadas, se aceleró considerablemente desde los inicios de los 90. El cambio en los factores que causan migración no han afectado mucho las consecuencias. La diferencia principal para la población kurda tiene que ver mucho más con los cambios rápidos en las condiciones de vida y trabajo en las ciudades a las cuales emigran.

 

Se debe subrayar que el carácter de los trabajos que los emigrantes kurdos pueden encontrar está cambiando, como las condiciones de trabajar en las ciudades occidentales. Durante los años anteriores del movimiento de migración, cuando los resultados de las policías y prácticas neoliberales no habían surgido en rienda suelta todavía, el trabajador kurdo emigrante generalmente podría encontrar la oportunidad de empezar un trabajo autónomo, sin embargo informal, un trabajo como buhonería o producción pequeña. Esta oportunidad o se ha eliminado casi totalmente o ha sido bastante marginal desde los 1980 hasta el período de AKP. Como informal, inseguro, subcontratado o temporario, en otras palabras atípico, el trabajo se convirtió en la regla del día, y tal formas de empleo ha sido el tipo dominante desde los primeros años de los 1990, los tipos de trabajo que los emigrantes kurdos podían encontrar también han cambiado. Es decir, en lugar de localizarse en empleos urbanos marginales, los trabajadores kurdos se convirtieron una parte inseparable de la clase obrera en Turquía. Por esta misma razón, los kurdos emigrantes se proletariarizan mucho más rápidamente comparado al ritmo de proletarización de los años anteriores de migración. Sin embargo, esto no es un fenómeno completamente nuevo y peculiar, pero es una parte del cambio total de la clase obrera en Turquía. Sin embargo, la diferencia cualitativa de las formas nuevas de proletarización de los procesos clásicos es otro tema de discusión.

 

La expansión de formas atípicas de empleo, el incremento gradual en la cantidad de los trabajadores en empleo informal, inseguro, subcontratado y temporario, es un fenómeno general. Mientras las secciones más dinámicas de la clase obrera, que trata de diferentes maneras de lucha, son los que trabajan bajo tal condiciones de empleo y también los que afrontan la amenaza de inseguridad, los trabajadores kurdos también se han sido más visibles en varias experiencias de organización y lucha.

 

La cifra creciente de los trabajadores kurdos por migración a las ciudades metropolitanas en el oeste o en ciudades grandes kurdas como Diyarbakır no se debilita, pero al revés; fortalece las raíces de clase del problema kurdo. Comparado con el período anterior, los kurdos proletarizados se convirtieron en personas más abiertas a la política de clase aparte de las políticas de identidad.

 

Una especificación importante que se debe anotar en relación a los trabajadores kurdos es que los procesos de proletarización entre los pobres kurdos se aceleren - esto está por oposición con el tesis que reclama que la clase obrera en Turquía "se ha kurdizado". Asimismo, una tierra de lucha nueva y común de los trabajadores turcos y kurdos, que más y más son sujetos de formas informales, inseguras, subcontratadas y temporarias de empleo, se ha madurado a pesar de la debilidad relativa de las oportunidades de organización.

 

Colaboradores